NO SUEÑES TU VIDA, VIVE TUS SUEÑOS | Llámanos al 975 22 55 90

Cómo lograr dormir cuando eres madre o padre y trabajas

Cómo lograr dormir cuando eres madre o padre y trabajas

La llegada de un recién nacido al hogar supone una gran alegría, acompañada de nuevas responsabilidades, pero además implica en la mayoría de las ocasiones falta de sueño, que afecta más a la madre.

La Academia Americana de Neurología afirma que la llegada de un nuevo bebé implica que las madres no duerman lo suficiente, y como consecuencia éstas están muy cansadas a lo largo del día. Esto es lógico durante los primeros meses de vida del bebé debido a que la madre es quien alimenta al bebé mediante la lactancia, casi siempre a demanda (es decir, cuando el bebé lo solicita), y además es la madre quien suele contar con más permiso de maternidad (16 semanas en el caso de España).

¿Qué ocurre entonces cuando la mujer vuelve al trabajo? ¿Cómo le influye también al padre esta falta de sueño? En estos casos ya no funciona eso de intentar dormir cuando duerma el bebé. Cabe recordar que no dormir produce consecuencias negativas, como tener más riesgo de padecer un accidente, menor capacidad de concentración, padecer problemas de salud (problemas cardíacos, respiratorios), afectar a la conducta y al comportamiento, disminuir el apetito sexual o envejecer la piel. Todo esto, sin embargo, puede evitarse mejorando las pautas de sueño. Por ello, te ofrecemos a continuación 6 pautas para mejorar la calidad de sueño y así vivir más relajados y tener relaciones familiares sanas:

  1. Di adiós a la culpa. Muchas mujeres y hombres se sienten culpables por no poder estar con sus hijos. Esta sensación de malestar puede hacer que descuides tus actividades cotidianas, como concentrarse en el trabajo o dormir por las noches.
  2. Duerme cuando duerma tu bebé. Pese a que esto no puede hacerse todo el día (menos aún cuando trabajas), sí se recomienda que si el bebé se acuesta, por ejemplo, a las 21.00 horas, hagas tú lo mismo. Muchos progenitores aprovechan este tiempo para hacer labores del hogar o para convivir juntos, pero los expertos recuerdan que dormir un mínimo de 7 horas debe ser una prioridad.
  3. Crea rutinas de sueño muy marcadas. Acuesta al bebé siempre a la misma hora, crea rutinas constantes como “cena-baño-cama” y no excites al bebé antes de dormir.
  4. Intenta despejarte si no puedes dormir. Rumiar pensamientos en la cama es un mal hábito. Encuentra algo que te relaje y no te obsesiones con el insomnio.
  5. Busca ayuda. Puedes contratar una cuidadora para tu bebé si te es posible. o hacer turnos con el padre para así lograr noches de sueño de calidad.
  6. Descansa sobre el colchón adecuado. En algunas ocasiones nos acostamos cansados pero sobre una superficie que no es la idónea, por lo que es recomendable revisar el colchón de tu cama, y asegurarse de que éste es el más idóneo para tu descanso. En Novosueño disponemos de una amplia gama de colchones adaptados para todas las necesidades.

Marcar una higiene de sueño nueva es difícil porque somos animales de hábitos, pero intentar cambiarla puede marcar la diferencia a la hora de afrontar el día siguiente menos exhaustos y de mejor humor.

Fuente: El País

Especializados en el mercado del descanso. Nuestra tienda de colchones se ha convertido en un referente tras 20 años de servicio, ofreciendo toda clase de accesorios de alta calidad a un precio asequible.